domingo, 5 de septiembre de 2010

El spam es un mal que nos afecta a todos

No son las víctimas desprevenidas que día tras día leen y reenvían spam a todos sus allegados. Acá, los verdaderos culpables son las mentes macabras detrás de las cadenas de mails: ávidos usuarios de Powerpoint enviados al mundo con el fin de saturar las casillas de correo creando caos en su población.

Estos seres han descubierto la fórmula del crimen perfecto, ya que sin ningún tipo de escrúpulos, están utilizando como intermediario nada mas y nada menos que a nuestras madres y abuelas, a quienes nos resulta extremadamente difícil pedirles que dejen de lado esta conducta aparentemente inofensiva.

Es por esto que resulta imperativo encontrar a estos parásitos cybernéticos diseminados en los sótanos del globo y terminar con esta locura desde la raíz. El mundo nos necesita.

1 comentario:

Petardo Contreras dijo...

Hagamos un piquete para esa gente!
Y los que nos quieren alargar el pene también!