miércoles, 30 de junio de 2010

random

Esta tarde cuándo me bajé en Facultad de Medicina me recibió el agrio olor a egresado, que por alguna razón me acompañó el resto del día. Estuve ausente en ambas clases, me temo que por el momento no lo soporto mas.
A la vuelta nos esperaba sentado en las escaleras (a mi y al olor, que ahora era como de chizitos) un hombre que predicaba incesante: la culpa la tiene el chancho. La gente pasaba por al lado apurada. A veces sí la culpa la tiene el chancho.
Tengo la cabeza quemada. Y ganas de tener tiempo para perder.


1 comentario:

kit.sch dijo...

el agrio olor del egresado de la estación facultad POSTA que se te impregna en nariz y alma. me da asco y resentimiento, obvio.